UNLIREC y México se unen para promover la implementación futura del nuevo Tratado sobre el Comercio de Armas

El 27 de febrero 2014 UNLIREC y el Gobierno de México convocaron una reunión en la Secretaría de Relaciones Exteriores para discutir diversas iniciativas con autoridades nacionales para promover la aplicación del Tratado sobre Comercio de Armas. La reunión fue presidida por el Director General para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Juan Sandoval y por la Oficial de Asuntos Políticos de UNLIREC, Amanda Cowl. La mesa redonda reunió a representantes de Relaciones Exteriores, del Ministerio del Interior, de Defensa Nacional, la Marina, Economía, la Oficina del Fiscal General, la Aduana y la Policía Federal con el fin de discutir las propuestas de UNLIREC para realizar un curso de capacitación e implementación de ATT y un modelo de certificado de usuario final para las transferencias legales de armas en la región de América Latina y el Caribe.

UNLIREC presentó su manual del proyecto del curso de capacitación para autoridades nacionales de control de exportación e importación de América Latina y el Caribe y sus metodologías para apoyar la implementación del Tratado sobre Comercio de Armas una vez ratificado. El curso propuesto, el cual se está desarrollando con el apoyo financiero de Alemania, incluye módulos sobre aspectos técnicos de las armas convencionales, su comercio, los requisitos legales de implementación del tratado y su relación con otros instrumentos internacionales así como las evaluaciones de riesgos de transferencia de armas, municiones, partes y componentes. Las autoridades mexicanas hicieron recomendaciones sobre el diseño del curso y sus expertos en varios campos relevantes se ofrecieron para servir como instructores en otros países de América Latina y el Caribe. Además, el personal de UNLIREC presentó una propuesta de modelo de certificado de usuario final – sobre la base de las mejores prácticas recopiladas de América Latina, Europa y América del Norte – que se ofrecerá a los Estados miembros como un punto de partida para el desarrollo de los controles de las transferencias de armas realizado por los estados.

El 2 de abril de 2013, la Asamblea General aprobó el histórico Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), que regula el comercio internacional de armas convencionales, desde armas pequeñas hasta carros de combate, pasando por aviones de combate y buques de guerra. El tratado pretende fomentar la paz y la seguridad y entre otras cosas, frenar el desvío de armas pequeñas y ligeras al mercado ilícito en la región, lo cual ha causado estragos en la seguridad ciudadana. Además, el Tratado tiene como objetivo prevenir que los violadores de los derechos humanos y de del derecho internacional humanitario tengan acceso a las armas y sus municiones y ayudará a impedir que señores de la guerra, piratas y el crimen organizado tengan un fácil acceso a estas herramientas mortales. Desde el comienzo del proceso del TCA hace casi diez años, los Estados de América Latina y el Caribe han estado a la vanguardia en el apoyo sin reservas al Tratado y a su implementación. En febrero de 2014, 27 países de América Latina y el Caribe ya han firmado el TCA y los siguientes países lo han ratificado: Antigua y Barbuda, Costa Rica, Granada, Guyana, México, Panamá y Trinidad y Tobago. UNLIREC, como órgano regional de la Oficina de la ONU para Asuntos de Desarme, prosigue en el esfuerzo de conseguir un desarme efectivo en América Latina y el Caribe como parte de su compromiso de apoyar a los Estados miembros en la aplicación de los instrumentos internacionales de desarme y no proliferación, en particular, el Programa de Acción 2001 de las Naciones Unidas sobre Armas Pequeñas.

For more information about UNLIREC, visit its web page [www.unlirec.com]. For any questions, contact Amanda Cowl, Political Affairs Officer, at [cowl@unlirec.org].

Conferencia Final de las Naciones Unidas sobre el Tratado de Comercio de Armas (TCA)  tomará lugar en marzo 2013

The General Assembly is convening a Final United Nations Conference on the Arms Trade Treaty (ATT), from 18 to 28 March in New York, “to negotiate a legally binding instrument on the highest possible common international standards for the transfer of conventional arms.” The Final Conference aims to conclude the ATT process, following the failure of the July 2012 ATT Conference to reach an agreement on a draft treaty text. The designation “Final Conference” signals Member States’ intention to bring the negotiations to a successful conclusion this time.

ATT negotiations have represented the first time ever that States have gathered to negotiate a treaty regulating conventional arms under the auspices of the United Nations. Discussions have been ongoing since 2006. The goal is the adoption of a robust and legally binding ATT that will have a real impact on the lives of millions of people suffering from the consequences of armed conflict, armed violence, crime and insecurity. Non-governmental organizations, such as human rights and development groups, gun-control organizations and gun-rights supporters, have also shown a keen interest in the ATT negotiations, as has the arms manufacturing and trading industry.

The ATT negotiations are not without challenges. The global arms trade has ramifications that touch on core national interests. There are various legitimate concerns and perspectives at play here. There are also misconceptions about the goals of the ATT fuelled by detractors, in particular some sectors of civil society who claim, for example, that “the UN will be grabbing the guns away from law-abiding citizens”. The United Nations Secretariat provides the venue for these talks between governmental representatives, and facilitates their meetings – but it is not a party to the negotiations.

The UN Office for Disarmament Affairs maintains a dedicated website (English only) at: www.un.org/disarmament/ATT.

For more information on UNLIREC visit [www.unlirec.org]. Please direct all questions or inquiries to Ms Amanda Cowl, Political Affairs Officer at [cowl@unlirec.org].